HIPERTENSION

HIPERTENSIÓN ES EL PRINCIPAL FACTOR DE RIESGO.

 

La presión arterial es la fuerza con que la sangre circula por el cuerpo. La presión sistólica es la máxima presión que alcanza el flujo de sangre cuando se contrae el corazón y expulsa la sangre desde el pecho hacia la cabeza y las extremidades; mientras que la presión diastólica es la fuerza con que circula la sangre que va de regreso hacia el tórax cuando el corazón esta relajado y se esta llenando antes de volverse a contraer.

En las personas mayores de 45 años, vivir con la presión arterial mayor de 160/95 mmHg les causa tener 6 veces mas de probabilidades de presentar insuficiencia cardiaca, 5 veces mas de enfermedad de arterias coronarias y 7 veces mas de probabilidades de infarto o “embolia” cerebral que las personas de edad semejante pero con cifras de presión menor. Por lo tanto sabemos que un enfermo con hipertensión descontrolada y según la presencia de otros factores de riesgo cardiovascular tiene altas probabilidades de morir prematuramente o tener un problema cardiovascular o cerebrovascular  incapacitante; Ahora, cualquier persona al que se le haga una predicción tan desalentadora, obligadamente se preguntaría ¿Qué seguridad tiene el medico de hacerme estas afirmaciones? y ¿Cómo llego a estas conclusiones? En medicina humana, identificar la asociación entre cierta alteración y el desarrollo de una complicación, y afirmar que esta relación es causa-efecto es muy difícil porque hay que demostrar que la posible relación sospechosa, precede el desarrollo de la enfermedad por un apropiado periodo de tiempo y que no hay otros factores (ambientales o personales) que puedan explicarlo por otra vía.

Del tema que no ocupa, desde antes de 1940 se sospechaba la relación entre hipertensión arterial sistémica (HAS) y enfermedad cardiovascular, por lo que se planeo un estudio epidemiológico de observación en personas con y sin enfermedad para comparar su evolución.

El proyecto inicio con unos pocos voluntarios y creció hasta involucrar a casi todos los habitantes de la  población de FRAMINGHAM, Massachussets. A todos los voluntarios se les inscribió en un censo de salud en la que se registraron historia de tabaquismo, hábitos de dieta, niveles de presión arterial y exámenes de sangre de glucosa y colesterol entre otros y se les realizo seguimiento cada cierto periodo de tiempo. El registro se llevo durante mas de 10 años y finalmente en 1963 se dio a conocer que el análisis matemático de los datos demostraba que el numero de muertos, infartos al corazón o angina de pecho, insuficiencia cardiaca, embolismos o hemorragias cerebrales y enfermedad de arterias periféricas eran mas frecuentes en personas con presión arterial mayor de 160/95mmHg.

Las observaciones iniciales en esa época se han confirmado y se ha incrementado en múltiples estudios y a mas de 50 años de haberse iniciado el registro de Framingham, la información que derivo de este estudio marco un cambio en la medicina moderna y estableció nuevos conceptos en factores de riesgo y prevención.

Ahora sabemos que la HAS no CAUSA SINTOMAS, (de ahí que se le llame la asesina silenciosa) la severidad de la HAS y el tiempo de evolución determina diferente tipo de daño, (a mayor HAS mas frecuente problemas cerebrales, hemorragias en los ojos o falla renal mientras que con HAS moderada es mas frecuente la muerte por problemas de corazón) y que el adecuado control de la HAS disminuye el riesgo de complicaciones cardiovasculares. 

Basados en estas observaciones y la experiencia científicamente acumulada, la recomendación internacional actual es mantener en forma sostenida la presión arterial menor de 150/90 con medidas higiénico- dietéticas y con la combinación de fármacos de ser necesario.

Como en casi todas las actividades humanas, ignorar la historia o echar en saco roto la experiencia obtenida es condenarnos nuevamente a repetir los errores o en este caso a padecer las complicaciones.

 

HIPERTENSION ARTERIAL SISTEMICA.

 

¿Es diferente en las Mujeres que en los Hombres? La sangre es la vía por la que se transporta oxigeno y nutrientes a todo el cuerpo.

Este movimiento es continuo, con dirección desde el corazón vía las arterias a todos los órganos del cuerpo y el flujo de regreso hasta el corazón por las venas.

La presión arterial es la fuerza con la que circula la sangre en las arterias y habitualmente se mide en milímetros de mercurio.

Desde principios de los 70s en el siglo XX se demostró que a mayores niveles de presión arterial la frecuencia de infartos de corazón, hemorragia o embolismo cerebral, insuficiencia arterial en las piernas o daño renal era mayor.  Basados en estos estudios se concluyo que las cifras altas de presión arterial son la causa directa de estas complicaciones. A partir de estas observaciones, y considerando cual es el nivel de presión promedio en que se presentan el menor el número de  complicaciones, se definió el límite máximo de nivel “normal” de presión como 120/80mmHg.  

Siendo la cifra superior (120) el reflejo de la fuerza de contracción del corazón o  la presión sistólica y la cifra menor (80) la presión de flujo de la sangre cuando el corazón esta relajado y llenándose o presión diastólica.  

Los niveles de Presión >140/90 son los niveles donde se presenta el doble de enfermedad del corazón o cerebro que con cifras de 120/80 por lo que arbitrariamente se definió como Hipertensión y es el valor en el que se tradicionalmente se recomienda  tratamiento. 

El tratamiento efectivo de la hipertensión (Reducir los valores a <139/89) reduce en 60% el riesgo a 10 años de muerte cardiaca, comparativamente con los hipertensos que no son tratados  En los últimos consensos se ha reconsiderado la cifra de Hipertensión, dado que las cifras de 120-139mmHg para la sistólica y 80-89mmHg para la diastólica también tienen una alta frecuencia de complicaciones.

Actualmente estas cifras se consideran como prehipertensión y es indicación de modificar el estilo de vida, dieta y deja abierta la posibilidad de iniciar tratamiento según el estado general o enfermedades asociadas del paciente.

Por otro lado los sujetos que inicialmente tienen estos niveles de presión,  frecuentemente desarrollaran Hipertensión más severa por lo que es muy importante el monitoreo frecuente de la presión.

La hipertensión se presenta con diferente distribución según el género. Generalmente los hombres tienen mayores cifras de presión, siendo la mayor diferencia entre los 30 y 39 años.

La frecuencia de Hipertensión aumenta con la edad en los hombres y en las mujeres. Para la edad de los 65 años alrededor del 60% de hombres y mujeres tienen hipertensión.

En los adultos jóvenes la hipertensión es mas frecuentes en los hombres que en las mujeres, aunque después de la quinta década de la vida la frecuencia de hipertensión aumenta mas rápidamente en las mujeres que en los hombres, condicionando que para la sexta década de vida, haya un numero de mujeres con hipertensión igual o mayor que el de los hombres.

En las mujeres mayores de 75% la prevalencia de hipertensión alcanza hasta el 80% El aumento de la frecuencia de HAS se relaciona con el periodo post- menopausico. Aunque esta fase de la vida en las mujeres se relaciona mas significativamente con aumento del riesgo de enfermedad cardiaca que con hipertensión.

Entre las mujeres ancianas con hipertensión se ha demostrado con mayor frecuencia aumento del tamaño del corazón, y datos de mayor retención de líquidos intravascular. Entre 40,000 mujeres de USA los mayores predictores de Hipertensión fueron el sobrepeso, edad, ingesta de alcohol, ingesta de magnesio o dieta baja en fibra.

 

A diferencia de los hombres, un número mayor de mujeres saben su estado de presión, esto probablemente en relación que:

1- las mujeres acuden mas al medico para consultas de salud reproductiva en la etapa premenopausica,

2- están mas familiarizadas con los servicios médicos por las consultas pediátricas de sus hijos 

3- las mujeres tienen probablemente mayor nivel cultural de medicina preventiva, como reflejo de las campañas de prevención de cáncer de mama o cervicouterino, por lo que acuden voluntariamente a mayor numero de revisiones medicas que incluye toma de presión arterial. 

 

Basado en registros de encuestas realizadas en USA esto se refleja en que un número mayor de mujeres reciben tratamiento para Hipertensión (61% en mujeres vs 44% en los Hombres)

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twiter
Please reload

Cardio intervencion 2019. Todos los Derechos Reservados

Contacto │ Ayuda │ Preguntas Frecuentes

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • YouTube Social  Icon